¿Es reparable el auto de Venturino?

Marcelo Ambroggio, responsable del Ambroggio Racing, detalló sobre la unidad golpeada el sábado por la tarde.

La entretenida carrera Sprint que otorgó el TC2000 Series en Termas de Río Hondo se vio opacada – y neutralizada – apenas se inició la misma, con un fuerte despiste de Martín Venturino en la zona de los ‘mixtos’ del trazado santiagueño.

El Renault Fluence sufrió un despiste e impactó fuertemente contra las defensas del circuito, lo cual provocó que la parte trasera del vehículo quede borrada en su totalidad, que el vidrio de la luneta se rompa, e inclusive que las puertas abandonen su posición original.

«Se puede reparar, pero llevaría muchísimo tiempo y no quedaría diez puntos. En principio no lo vamos a arreglar, pero si Martín quiere seguir corriendo, nosotros tenemos otro casco como para reemplazarlo», manifestó Ambroggio.

Por otro lado, el Director deportivo comentó que en el Renault de Matías Milla «no encontramos ningún tipo de roce de la cubierta con la carrocería, pero sí vimos la goma trasera muy bloqueada, así que seguramente esa fue la sensación que tuvo».

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn