La primera vez del TC en el Autódromo

El 24 de mayo de 1952, los autos de Turismo Carretera tuvieron su presentación inicial en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, en donde Oscar Gálvez ganó en el Circuito N°1.

Luego de su inauguración el 9 de marzo de 1952, con las pruebas internacionales de Fórmula Libre (autos Grand Prix) y motociclismo, el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires tuvo al poco tiempo el automovilismo nacional comenzó a rodar en sus diez variantes, como Turismo Carretera que pudo realizar su primera presentación en el escenario durante el lunes 20 y sábado 24 de mayo, con la participación de 42 inscriptos.

La organización de la competencia estuvo a cargo del Automóvil Club Argentino, y y el ganador recibió el premio Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, en la pista del Circuito N°1 ( con un recorrido de 3.139,55 metros y que conformaba su recorrido en el actual circuito N°7 y una extensión en la horquilla que transitaba en donde se ubica el Kartódromo de Buenos Aires), fue el primitivo trazado que utilizó el TC, hasta finales de la década del sesenta, cuando se inauguró el Circuito N°12.

El primer «poleman» de TC en el Autódromo fue Félix Peduzzi, quien con su Chevrolet marcó 1m31s1/10, a 124,065 Km/h., y superando a los Ford de Julio Geleón Devoto (a 2/10) y a Daniel Musso (a 7/10), quien había sido el más rápido en los entrenamientos oficiales. Luego, a más de un segundo, se clasificaron Pablo Gulle (Chevrolet), Oscar Alfredo Gálvez (Ford), Manuel Cobas (Ford), Juan Gálvez (Ford), Vicente Tirabasso (Ford) y Julio C. Castellani (Ford).

Si bien estaba inscripto, Carlos Menditeguy desistió de su participación con el Ford, al igual que Antonio Pereyra y Julio C. Bolognini.

El 24, pasado el mediodía se disputaron las competencias preliminares, sobre 10 vueltas cada una. El «Aguilucho» Gálvez se impuso en la primera serie, con casi cuatro segundos de ventaja sobre Peduzzi y el tercero Puga. En la segunda, Juan Gálvez prevalecía, mejorando en 8 segundos lo hecho por su hermano, y por cinco segundos de diferencia con Devoto y Cobas. La serie complementaria fue ganada por Gulle.

La final tuvo una emotiva competencia durante las 30 vueltas. En el inicio los hermanos Gálvez pugnaron por la vanguardia, con el tándem que conformaron Juan y Oscar, hasta que fueron alcanzados y superados por Musso. Este, sobre mitad de carrera presenta una merma en su Ford y los Gálvez vuelven a pasarlo, para definir entre ambos en los últimos giros. Juan se mantenía adelante, pero Oscar lo acechó hasta doblegarlo y dirigirse hacia el triunfo.

Peduzzi, quien recuperaba terreno, consigue en los metros finales dar cuenta de Juan e intercalarse entre los hermanos de Caballito en el podio, provocando una ovación en las tribunas que fueron pobladas por una multitud durante todo el desarrollo de la jornada.

Oscar Alfredo Gálvez, con el Ford cruzó victorioso la meta, promediando 120,913 Km/h., e inicio aquel sabatino 24 de mayo de 1952 la lista de ganadores de Turismo Carretera en el autódromo que hoy lo perpetua con su nombre (desde 1989), junto al de su hermano Juan (a partir de 2005), reconociendo a los referentes de la etapa dorada del automovilismo argentino.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Hide picture