Pecco Bagnaia ganó y acaricia el título

Cuando falta una fecha para el final del campeonato, el italiano se reencontró con la victoria en Malasia, escoltado por Enea Bastianini y el vigente campeón, Fabio Quartararo.

En el momento justo, el triunfo y Francesco Bagnaia volvieron a encontrarse para darle la gran chance al italiano de ser campeón en la última fecha. En esta, la anteúltima en Sepang, Malasia, el de la Ducati oficial ya festejó el título de equipos, en una carrera que vio una gran partida tanto suya como de Fabio Quartararo que quedó tercero. En el medio de ambos terminó Enea Bastianini, que la pudo haber ganado y estuvo delante algunos giros, pero Pecco recuperó lo que era suyo para sumar su séptimo triunfo del año.

En la partida, Pecco Bagnaia fue fuerte hacia adelante y largando desde la novena colocación ya estaba segundo en la segunda curva. El otro que tuvo una gran partida y sería clave pensando en el futuro de la carrera fue Fabio Quartararo, que en pocos metros pasó del 12mo puesto al 5to, no sin antes tener que luchar y sufrir con sus rivales por el dedo roto en su mano izquierda.

Adelante se armó el trio de Ducatis, con Jorge Martín aguantando adelante de Bagnaia y Enea Bastianini. Detrás de ellos, Quartararo protagonizaba una interesante lucha con Marc Márquez, a quien lograría pasar en el quinto giro para quedar cuarto. En la sexta vuelta cambió todo para Martín, que se fue al piso y debió abandonar, sumando una nueva frustración tras haber partido desde la pole.

Promediando la carrera, ‘la bestia’ se sacó de encima a Pecco para ser el nuevo líder de la competencia, pero el de la Ducati oficial no se dio por vencido ni mucho menos y tres vueltas más adelante fue por una devolución de gentilezas. En el frenaje de la última curva emparejó las acciones y, con la cuerda a su favor, metió la Desmosedici para quedarse nuevamente con el primer puesto, todo esto con Quartararo mirando atento y a la espera de un roce que los deje a ambos italianos en el suelo, cosa que no sucedió.

Finalmente las acciones terminaron de esa manera, con Pecco delante de ‘la bestia’ y ‘el diablo’, consiguiendo su séptima victoria de la temporada, la undécima de su carrera y una que puede valer todo su peso en oro si quiere ser campeón del mundo. De parte de Quartararo fue una gran exhibición de manejo, que aun con un dedo roto dio todo de sí para llegar en el tercer puesto y estirar la definición del campeonato de pilotos, aunque ya no el de equipos debido a que la escuadra oficial de Ducati logró el campeonato este fin de semana.

La victoria a Pecco le permite alcanzar los 258 puntos en su cuenta personal, en tanto que Fabio queda a 23, con 235, siendo ambos los únicos candidatos matemáticos a la corona con 25 puntos en juego. Aleix Espargaró, que hoy finalizó décimo, conserva el tercer lugar a 46, pero tiene a solo uno a Bastianini. La última fecha de la temporada será el próximo 6 de noviembre en Valencia, donde la fiesta seguramente será para los italianos.

Facebook
Twitter
Pinterest
Telegram
WhatsApp
Email

Archivado en: