Falleció Carlos Pairetti, uno de los «4 Ases» arrecifeños

Quien fue Campeón Argentino de Turismo Carretera, piloto de autos de Fórmula, Sport Prototipos y Turismo, e impulsor de las televisaciones de las carreras de automovilismo, dejó de existir en la mañana del lunes 26 de septiembre a los 86 años.

El ex piloto de Turismo Carretera, de 86 años, se impuso en 22 competencias a lo largo de su trayectoria dentro de la máxima categoría nacional. Nacido el 17 de octubre de 1935 en la localidad santafesina de Clucellas pero afincado en Arrecifes, por donde se lo ha identificado, se forjó de la mano de grandes campeones como José Froilán González, Luis Rubén Di Palma o Carlos Marincovich.

Este año recibió un gran y merecido homenaje a los 60 años de su debut en el TC. Y en su pueblo natal le otorgaron el honor de nombrar la avenida principal, al igual que el tramo de la Ruta Provincial 13 entre Las Rosas y Rafaela. Precisamente, esta última ciudad le inauguró el mural de ‘Il Matto‘ (El Loco, como le apodaron pilotos extranjeros) en el óvalo del Club Atlético Rafaela.

Allí, Pairetti participó en las «300 Indy» del año 1971 con un enorme 12° puesto entre los mejores pilotos de la categoría estadounidense. Fue declarado Ciudadano Ilustre por el Consejo Deliberante de Arrecifes, junto a Marincovich (fallecido luego), García Veiga y post mortem a Luis Di Palma.

Cuando debutó en Vuelta de Pergamino condujo la coupé Chevrolet que perteneciera a Néstor Marincovich, tío de Carlos. El primer triunfo llegó en La Vuelta de Mar del Plata de 1963, extendiendo la racha con aquél vehículo hasta el año 1966.  Se recuerda, además, que en 1965 alternó manejo con un mítico Volvo 122 SB, obteniendo el triunfo en Villa Carlos Paz para ser reconocido como el único (hasta ahora) en ganar dentro del TC con una marca que no fuera Chevrolet, Dodge, Ford o Torino y sus derivados.

El Trueno Naranja

Amoldado con el ingreso de los prototipos al TC, apareció el Barracuda Chevrolet. Pero en 1968 llegaría la gran corona de Campeón Argentino de Turismo Carretera de la mano del popularmente conocido como Trueno Naranja. Ícono de la categoría y uno de los autos más bellos de la historia, selló el ciclo glorioso al coronar el título máximo por delante de los poderosos Torino y Liebres de la época.

También corrió en la Fórmula 1 Mecánica Argentina (ganó las 500 millas de Rafaela), la Fórmula B del TC para prototipos y pasó a manejar también Ford, tras años identificado con Chevrolet y las Dodge tanto GTX como 1.500. Internacionalmente también manejó vehículos de Fórmula 3 Europea (donde recibió el apodo anteriormente destacado). Se retiró en agosto de 1978.

Trascendió todo tipo de fronteras, como imponer el popular deporte en ambientes extra deportivos. Su personalidad extrovertida le permitió vincularse con las destacadas figuras de las épocas, siendo incluso partícipe en el cine argentino como doble de ‘Sandro’ y luego siendo él mismo protagonista de un film. También fue parte del impulso hacia el seguimiento en vivo las competencias por televisión con el desarrollo de la categoría llamada Club Argentino de Pilotos y que se extendió al resto de las categorías desde 1982.

Fue ícono de un cambio de época en donde la presencia del llamado ‘marketing‘ ganó terreno y con su aporte fue faro, también fuera de las pistas, para quienes lo siguieron.

Encuentro de Pairetti con Bobby Unser, partícipe de la carrera de Indy en Rafaela:

El equipo Campeones, y en especial Carlos Alberto Legnani y familia, expresa su pesar ante la pérdida de un amigo como lo fue Carlos Pairetti, y acompaña en este difícil momento a sus familiares y allegados.

Archivado en:

Facebook
Twitter
Pinterest
Telegram
WhatsApp
Email