Reaparecieron los Mazepin y van por todo

El ex piloto de Haas, Nikita, y su padre Dmitry demandarán al equipo norteamericano por falta de pago de salarios previo a la ruptura de su contrato.

Antes de comenzar la temporada 2022, la de Mazepin ya se había terminado. En las pruebas previas en Barcelona y a pocas horas de iniciadas las invasiones rusas a Ucrania, el equipo Haas decidió dar por terminados los vínculos con Nikita Mazepin y la empresa Uralkali, main sponsor de la escudería.

Tras algunos meses sin dar declaraciones al respecto, reapareció el joven piloto ruso en una entrevista con el medio RBC y, más allá de dar su punto de vista sobre el tema, aseguró de manera lapidaria que «no vi mi dinero, así que vamos a los tribunales«.

«Cuando se rescindió el contrato, Haas tenía atrasos salariales para este año y todavía no los han pagado. Me parece que el empleador debería al menos compensar el salario hasta el momento del despido y, probablemente, pagar alguna indemnización por despido«, manifestó el corredor, hoy remplazado por Kevin Magnussen.

Además, explicó cómo fue la situación contractual que mantenía el equipo norteamericano tanto con él como con la empresa de su padre Dmitry, una de las más importantes de su país con vínculos directos con el presidente Vladimir Putin: «Teníamos dos contratos independientes. Y la terminación del acuerdo con el patrocinador principal (Uralkali) no tuvo un impacto directo en mi futuro en el equipo. Es decir, tomaron dos decisiones separadas«.

Además, contó cómo fue la reacción de sus colegas una vez que se dio a conocer la noticia de que no continuaría en la Formula 1: «Algunos decidieron apoyarme públicamente, otros, permanecer en silencio. Pero no estoy juzgando a nadie«. Y añadió: «Una persona debe tener derecho a su opinión en cualquier campo. Tanto en su vida personal como en su vida política. Además, toda persona tiene derecho a ser públicamente neutral«.

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn