Prueban el Ford que conducía el bicampeón

El auto que manejó hasta la carrera del TC en Rafaela el entrerriano Mariano Werner volvió a las pistas.

Días atrás, Mariano Werner confirmó que le devolvió el Ford de Turismo Carretera que estaba utilizando a la familia Cifre. Con ello, aseguró que en la próxima competencia (el 26 de junio en Concordia) estará con la esperada nueva unidad dentro de la máxima categoría. Ese vehículo regresó a los entrenamientos esta semana, ya en manos de Faustino Cifré en TC Pista Mouras.

«Estamos probando en La Plata, ayer anduvo bien con unas cuantas vueltas en el circuito sin chicanas«, señaló a Campeones Nicolás Pezzucchi, quien es cercano al equipo donde compite Cifré. «Funciona mucho mejor que con el auto viejo«, continuó el de Olavarría, agregando que ya en la jornada del jueves se dedicaron a girar en el circuito con chicana en la recta, que se utilizará este fin de semana en la 8ª fecha del TCPM.

Un auto con historia

Este vehículo esperó mucho por su piloto cuando estaba 0km, en manos del equipo Memo Corse. Finalmente, al no ser utilizado ni por Werner ni por Julián Santero, fue adquirido por Juan Carlos Cifré para la conducción de su hijo en la escalera teceísta del Mouras.

El bicampeón Werner, tras dejar el equipo de Omar Martínez, comenzó el 2022 con taller propio en Paraná. Inició el armado de un nuevo Ford para él y le cedió a Rodrigo Lugón el vehículo campeón del 2021 para el TC Pista. El cordobés, en tanto, al concluir el año en curso debería destinar el auto al Museo del TC como vehículo campeón de la categoría.

Esto dejaba sin auto a Mariano, que comenzó a correr con el Falcon que había comprado la familia Cifré. El mismo que casi manejó con anterioridad lo llevó a sumar puntos para la primera parte del TC 2022, hasta tanto se complete el armado del nuevo Ford.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp