Un Nascar suelto en las calles de Chicago

Con la presencia de Bubba Wallace y su Camry, la categoría confirmó que en 2023 se realizará la primera carrera en un trazado callejero.

En 2023, la Nascar por primera vez visitará un circuito callejero y lo hará en Chicago, una ciudad más que icónica deportivamente hablando y para la cual pusieron en las calles de la ciudad del viento al Toyota de Bubba Wallace.

Los directivos de la categoría y el propio corredor participaron junto con la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, y otros políticos en el Cityfront Plaza, por donde pasará la acción el fin de semana del 1 y 2 de julio próximo. Además, también se presentará la IMSA, completando un evento que promete ser histórico para el automovilismo norteamericano.

La competencia callejera en Chicago se suma a la innovación del dirt-track en Bristol, que llegó para quedarse, así como también el Clash at the Coliseum en Los Angeles abriendo la temporada. En esta oportunidad, el circuito pasará por algunos lugares representativos de la ciudad del viento, completando un trazado de 2,2 millas (3,54 kilómetros).

Inicialmente el diseño fue testeado en la versión virtual de la categoría, utilizada en 2021 en la eNascar Pro Invitational Series. En su momento Ben Kennedy, vicepresidente senior de desarrollo y estrategia de la categoría, afirmó que «tiene todo lo necesario«, por lo que el mundo del simracing le abrió una nueva puerta al mundo real.

No es casualidad que recurrieran para la presentación a Bubba Wallace, actual piloto del equipo del cual Michael Jordan es parcialmente propietario. El ex basquetbolista, considerado el mejor de todos los tiempos por amplio margen, supo brillar precisamente en los Bulls de dicha ciudad, donde ganó seis títulos, igual cantidad de MVPs de Finales y decenas de premios más.

Así es el trazado de Chicago en el simulador:

Archivado en:

Facebook
Twitter
Pinterest
Telegram
WhatsApp
Email