Canapino y Pernía contrariados con los lastres

El tandilense ganó el último domingo en Termas de Río Hondo con el TC2000, y el arrecifeño lidera el campeonato, sin embargo el sistema no los convence y así lo expresaron.

Durante el fin de semana de Termas de Río Hondo se volvieron a escuchar voces en contra del sistema de lastre que utiliza el TC2000, con el Handicap según el puesto del campeonato y donde el líder del torneo viaja a la carrera con 60 kilos de lastre.


«Aún cuando gano me quejo de los kilos. Me parece que no nos da la posibilidad de medirnos mano a mano, de tener una lucha mano a mano, imagino que la categoría actuará en consecuencia para el año que viene»,
afirmó Leonel Pernía, ganador en el trazado santiagueño.

Hasta aquí han sido 3 los pilotos que llegaron a al menos una fecha con 60 kilos de lastre, el tope máximo: Leonel Pernía, Julián Santero (en 2 oportunidades) y Bernardo Llaver.

¿Y cómo les fue a cada uno de ellos?
En Bahía Blanca, primera fecha donde se utilizó el lastre, Leonel Pernía cargó el tope máximo y logró quedarse con el 1 en Clasificación con su Renault, y en la Final cayó al 4to. lugar

Luego llegó el turno de la visita a Concordia donde fue Julián Santero el que debió penalizar con los 60 kilos en su Toyota y clasificó 8vo a más de 1″ de la pole, pero con buen ritmo logró quedarse con el triunfo en el Sprint.

En Neuquén también fue el propio piloto mendocino el líder del torneo y nuevamente fue 8vo en una clasificación especial con cortes clasificatorios y el domingo fallas mecánicas le imposibilitaron correr las Finales con normalidad.

Para Termas de Río Hondo, cambió la punta del campeonato a manos de Bernardo Llaver y el de Chevrolet obtuvo el 11° lugar en la clasificación a más de 1″ y 7/0 y terminó la Final 9no.

Ahora el TC2000 viajará al «Oscar Cabalén», un circuito muy conocido por todos y allí será Agustín Canapino quien deba llevar los 60 kilos de lastre, el campeón de la categoría que siempre se muestra contrario a este tipo de penalizaciones.

Mientras tanto la dirigencia seguramente tomará nota de la evolución del campeonato y su reglamento, pero resulta difícil imaginar un cambio durante el presente torneo.

«Este sistema no da espectaculo, lo único que hace es emparejar para abajo y esa no es la forma de correr las carreras», expresó contrariado Agustín Canapino.

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn