Jim Clark, un experto en controlar la potencia de los F1

En la última emisión del programa Fórmula 1 que conduce Carlos A. Legnani (h) por Campeones Radio,el profesor Alberto Juárez se refirió a la personalidad y dotes de Jim Clark, uno de los tres mejores pilotos de la historia.

Miguel Paez

Miguel Paez

Periodista desde 1990.

Admiradores de su estilo de manejo y de su personalidad, Carlos Alberto Legnani (h) y el profesor Alberto Oscar Juárez se refirieron sobre las condiciones de Jim Clark, el piloto reconocido como el «escocés volador» quien compitiera en el campeonato mundial de Fórmula 1 en donde conquistó dos títulos (1963 y 1965) y ganara en las 500 millas de Indianapolis 1965, siempre con el respaldo del equipo Lotus y su jefe y mentor Colin Chapman.

«Era una persona muy especial. Tenía parámetros similares a los grandes como Juan Manuel Fangio o Juan Gálvez; no hacía grandes festejos como sí lo hacían Chapman y los mecánicos. Además, tenía una particularidad muy especial: interpretaba de la misma manera que Fangio sobre el consumo del neumático», señaló el Prof. Juárez esas características de Clark que lo ubicaban por sobre sus rivales de la década del sesenta.

Y revalidando esas coincidencias con el Quíntuple argentino, amplió: «Hay un informe de la fábrica Dunlop que era proveedora de neumáticos en F1, y el análisis de los técnicos indicó que no había ningún otro piloto que tuviese un desgaste aproximado del que tenía Jim Clark. Si bien el neumático no llegaba íntegro, sí lo hacía con una gran capacidad de trabajo al final de una carrera«.

Esa comparación del escocés era sobre Jack Brabham, John Surtees, Graham Hill y otros grandes campeones de la época, destacando esa cualidad cuando debió conducir con los neumáticos más anchos y saber dosificar la potencia de los motores de tres litros y corregir su trayectoria equilibradamente conocido como «Power Slide» . «Siempre admiré eso de él. La gran virtud de Clark era que a través de ese derrape controlado utilizaba una presión del neumático y menor deriva y hacer así la diferencia«, expuso Juárez sobre su manejo.

La admiración del profesor se gestó en aquellas películas que veía en un microcine de avenida Corrientes y Uruguay, en el centro porteño, en donde «me pasaba hora y horas viendo las imágenes de las carreras de Fórmula 1″, rememora el «Profe» sobre aquél material que se proyectaba y que le permitió conocer a mediados de los años sesenta cómo era ese estilo tan distinto de Clark.

Tanto «Lonchi» como Juárez, coincidieron en que el escocés es el «eslabón» entre Fangio y Jackie Stewart, destacándose en una era de innovaciones técnicas y mecánicas de la Fórmula 1, y que también lo tuvo como ganador en las 500 millas de Indianapolis de 1965, demostrando su adaptación a todo tipo de autos como los de Turismo que condujo en paralelo con los campeonatos mundiales.

Clark falleció el 7 de abril de 1968 en el circuito de Hockenheim, en una carrera de Fórmula 2, al perder el control de su Lotus 48. Su legado deportivo registra 73 competencias oficiales de F1, entre 1960 y 1968, subiendo en 32 ocasiones al podio, en donde festejó 25 triunfos (35% de efectividad). También corrió en otras 59 pruebas sin puntos por el mundial, logrando 19 victorias y otros 11 podios.

Escuchá el programa completo aquí

Archivado en:

Facebook
Twitter
LinkedIn